AFILANDO EL HACHA

admin December 21, 2011 1
AFILANDO EL HACHA

AFILANDO EL HACHA

EL PRINCIPIO DE LA PREPARACIÓN

Hace muchos años un joven leñador fue contratado para trabajar con un grupo de expertos leñadores, los cuales tenían en el negocio más de 30 años. El promedio de árboles que cortaban cada uno de estos experimentados leñadores era de 10 por día.

La primera semana, el joven leñador cortó un promedio de 17 árboles diarios lo cual hizo que se sintiera superior a los viejos leñadores, quienes para él eran sólo un grupo de viejos que aprovechaban cualquier oportunidad para sentarse a platicar y perder el tiempo. Mientras que el joven leñador prefería aprovechar todo su tiempo en cortar árboles.

La segunda semana el desempeño del joven bajó a 12 árboles diarios a pesar de seguir la misma disciplina. La tercera semana fueron 9 árboles diarios y la quinta ya eran 6. El joven leñador no entendía cómo era posible que los viejos leñadores siguieran cortando 10 árboles diarios a pesar de sus continuas charlas, y él, que no desaprovechaba ningún momento, seguía bajando en cantidad de árboles cortados. Así que intrigado por los resultados obtenidos, fue a preguntarle al leñador más viejo cuál era la razón, a lo que el viejo respondió:

“Desde que llegaste al campamento no has parado de trabajar en todo momento y cada vez es más difícil para ti cortar un árbol. Tú piensas que nosotros perdemos el tiempo cada vez que nos sentamos a charlar, pero no te has dado cuenta de que en realidad lo que estamos haciendo es afilando nuestras hachas, cosa que en 5 semanas tú no has hecho”.

Cuántos de nosotros nos enfocamos tanto en nuestro trabajo y pasamos tantas horas en nuestras empresas que nos olvidamos de nuestra vida y nuestra familia. En Estados Unidos la semana laboral es de 40 horas. En Alemania es de 35 y en Francia de 30 horas. Está comprobado que los franceses y los alemanes son más productivos que los estadounidenses.

Así que cada vez que nos alejemos de nuestro trabajo para ocuparnos en nuestra vida y nuestras familias no pensemos que estamos desperdiciando nuestro tiempo, simplemente estamos afilando el hacha.

Por Román Ochoa

One Comment »

  1. Rocio Mozo April 24, 2012 at 10:04 am - Reply

    Wow… Esto realmente es una ensenanza a la vida diaria, La q necesitamos adoptar. Muchas gracias por hacerme refleccionar y hacerme entender q es necesario afilar el hacha dando tiempo corespondiente a cada area de mi vida.

    GRACIAS OTRAVES!!!

Leave A Response »